Aceite de Argán

El aceite de argán proviene del Magreb, donde se extrae del árbol del argán. A lo largo de los siglos los bereberes descubrieron sus propiedades cosméticas y del cuidado de la piel y lo incorporaron a su vida para como protector de la piel contra los agentes externos, llegando a la medicina tradicional marroquí para el tratamiento de afecciones de la piel, combatir estrías, y como base para dar masajes musculares debido a que tiene la propiedad de calentar las articulaciones. 

Posee cualidades hidratantes, antioxidantes y regenerativas, por lo que combate eficazmente la sequedad y el envejecimiento fisiológico de la piel. Aplicado en el cabello aporta brillo a la vez que fortalece el cuero cabelludo.

Podrás encontrar este ingrediente en los siguientes productos:

Aceite de Argán

Active filters