Rosa Mosqueta

El aceite de Rosa Mosqueta se extrae de las semillas de un arbusto silvestre de la familia de las rosas (Rosa moschata o Rosa Rubiginosa). Aunque es una planta originaria de Europa, también la podemos encontrar en el sur de los Andes, especialmente en Chile y Argentina.

Es una fuente natural de vitamina E, que es un antioxidante antiinflamatorio que calma e hidrata la piel seca y sensible. También ayuda a proteger las células de la piel del daño solar. También es una fuente natural de ácidos grasos esenciales omega 3, 6 y 9, que ayudan a reparar y regenerar el tejido cutáneo dañado.

Cotiene vitamina C: un antioxidante antienvejecimiento y abrillantador de la piel que ayuda a mejorar la apariencia de la pigmentación y restaurar el tono de la piel. También ayuda a proteger la piel del sol. Posee poderosos antioxidantes: licopeno, que ayuda a mejorar la textura de la piel y ofrece protección contra el envejecimiento prematuro, y betacaroteno, que ayuda a prevenir el daño de los radicales libres responsable del envejecimiento de la piel. Se administran altos niveles de ácido trans-retinoico directamente a la epidermis, que se convierte en vitamina A para aumentar el proceso de curación natural de la piel.

El aceite de rosa mosqueta se tolera bien en todos los tipos de piel (incluida la grasa, ayuda a regular la producción natural de sebo) y los grupos de edad, y puede usarse para combatir las arrugas, regenerar los tejidos en cicatrices y quemaduras, combate las estrías y la pigmentación cutánea. Es ideal para pieles secas y sensibles.

Podrás encontrar este ingrediente en los siguientes productos:

Rosa Mosqueta

Active filters