Albaricoque

El aceite de albaricoque se obtiene de las semillas secas de la fruta. Sus efectos suavizantes de la piel se pueden atribuir a su alto contenido de vitamina C y A, lo que lo hace ideal para pieles sensibles. Este aceite puede tratar una variedad de afecciones de la piel sin hacer que la piel se vuelva grasa. Es un excelente humectante para cara y manos y puede curar la piel dañada.

El albaricoque tiene beneficios impresionantes para nuestra piel. Es un ingrediente de rápida absorción y no deja la piel grasa y su contenido alto en antioxidante ayudan a mitigar una serie de enfermedades de la piel que incluyen eczema, picazón, sarna y varias otras afecciones irritantes. Los antioxidantes en los albaricoques también protegen la piel de los efectos de los radicales libres, lo que puede conducir a deterioro de la piel y signos de envejecimiento prematuro.

El aceite de albaricoque ayuda a mantener la claridad, flexibilidad y elasticidad de la piel y ayuda a mantener a raya los signos prematuros del envejecimiento y eliminar manchas. Además es muy hidratante, ideal para pieles secas e irritadas por su alto contenido de ácidos grasos esenciales y vitamina A.

Podrás encontrar este ingrediente en los siguientes productos:

Albaricoque

Active filters

  • Ingredientes: Aceite de Girasol